Veracruzaneidad y la deconstrucción / Luis Fernando Ruz Barros

22 abril, 2024 10:41 am
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

Veracruzaneidad y la deconstrucción

Luis Fernando Ruz Barros / El Oráculo de Delfos 

La primera vez que escuche el término fue poco antes del año dos mil ocho. Me pareció desde ese entonces una deconstrucción del lenguaje al más puro estilo de Jacques Derridá entendiéndose ésta como un enfoque utilizado para comprender la relación entre texto y significado de una palabra. En ese entonces empezó a tomar fuerza como un proceso identitario que genera un sentido de orgullo y pertenencia. Llega el mes de abril y con ello la exaltación de fechas conmemorativas en la vida pública de nuestra entidad. Vida que se traduce en multitud de actividades primordialmente por toda la zona metropolitana de la conurbación pero que deberían recorrer lo largo y ancho de la geografía veracruzana. Eventos y acciones que muestran tradiciones centenarias que pasan de unas generaciones a otras y que son sin duda un elemento fundamental de la identidad cultural de todos y cada uno de nosotros. En un mundo cada vez más globalizado donde el internet y la forma de interactuar a través de las redes sociales han abierto el campo del conocimiento y han permitido conocer nuevas culturas que sin duda nos enriquecen tanto social como culturalmente, no obstante es de vital importancia no dejar de lado nuestra verdadera esencia, nuestro sentido de ser, nuestro origen, nuestra historia y con ello nuestros valores, trabajar desde los colectivos ciudadanos y autoridades responsables en proteger y mantener la esencia cultural como identidad local de nuestra entidad. La pérdida de identidad de un pueblo incide directamente con la falta de arraigo y por tanto con su abandono. Pueblos donde nacimos y crecimos, donde compartimos los primeros años de vida donde la familia, los amigos y el tiempo de convivencia fueron clave fundamental en lo que somos como personas. Valores y modos de conducta que se conformaron en esos primeros años de vida y que nos acompañarán durante toda ella. Este mes se cumplen, por ejemplo, quinientos cinco años del desembarco de Hernán Cortés, hecho que dio origen y consumó la fundación del Cabildo de la Villa Rica de la Vera Cruz, primero en todo México y el más antiguo en tierra firme en el continente americano. También se cumplen ciento diez años de aquella gesta heroica de mil novecientos catorce, cuando nuestra ciudad hizo frente al otrora poderoso ejercito norteamericano provocando el reconocimiento con la última H de las cuatro veces heroica con las que se le conoce a Veracruz. Así pues, podríamos enlistar un muy vasto número de acontecimientos en donde Veracruz ha sido referente nacional, aquí se escuchó por primera vez el sonido de otro idioma, aquí se expulsó el último bastión español con la capitulación de San Juan de Ulúa, de Veracruz faltaría tinta para expresar como sus muros han testigos mudos de la historia, de ahí que preservar la identidad cultural sea una necesidad en la actualidad, de ahí que el conocimiento de los valores culturales sea una vía eficaz para lograr la identificación con las raíces, con las tradiciones, con la cultura, de ahí la importancia de sentirnos orgullosos de nuestra tierra, sentirnos veracruzanos, veracruzanos de verdad.