Se desmorona Movimiento Ciudadano / Silverio Quevedo Elox


Banner-970-250

Se desmorona Movimiento Ciudadano

Silverio Quevedo Elox / En la mira

Diputada local, activistas y ahora alcaldes en masa, han dejado el partido que representan en Veracruz y siguen socavando al Movimiento Ciudadano de un Dante Delgado Rannauro que no solo ha incurrido en la práctica virreinal de heredar el trono como sucede con los Yunes del PAN, sino que además ignora a quienes son sus candidatos y los mandan a “la guerra sin fusil”.
De los argumentos de la activista Sofía Yunes para dejar las filas del partido que fuera primero Convergencia por la Democracia, hoy conocido también como el movimiento naranja, ésta criticó que éste haya perdido sus ideales o aún más los haya comprometido en favor de otro movimiento.
Sin embargo, aunque es sabido que ella realmente se fue molesta porque no fue considerada como candidata a diputada local, lo rescatable de sus expresiones es que MC se convirtió en un partido incongruente por no representar ni a las mujeres ni a los jóvenes.
La oriunda de Soledad de Doblado sabrá si escogió un camino con mejor suerte al renunciar a las filas de MC.
En tanto, días después de esta salida, otra mujer, la diputada local, Maribel Ramírez Topete, este jueves, se dijo también hastiada de las acciones dentro de su partido, por lo que mejor prefirió dar su respaldo a otro proyecto. Si algo hay que reconocer de Ramírez Topete, es que siempre ha sido una legisladora congruente, con un compromiso como tal, y por supuesto, siempre dispuesta a trabajar, de las pocas diputadas de esta Legislatura que demuestran interés por su trabajo.
Después de estos huecos a Movimiento Ciudadano en Veracruz, este domingo, tuvo a bien registrarse el golpe más certero al guía de MC, al exgobernador Dante Delgado Rannauro. Y fueron cuatro presidentes municipales que decidieron dejar también a dicho instituto político.
Llama la atención que no solo decidieron dejar las silgas de un gris MC, sin propuesta ni presencia en el estado de Veracruz sino que se adhieren a la inercia que ya trae la bandera de Morena, PT y PVEM, con Rocío Nahle García.
La presencia de MC en alcaldías veracruzanas es muy austera y a eso se le suma que los municipios de Coyutla con José Benito Picasso Pérez, el de Juan Rodríguez Clara con Erick Rodríguez Bárcenas; Cazones de Herrera y su alcalde, Miguel Ángel Uribe, y el de Oluta con Mauricio Alarcón Castillo, los cuatro, en forma simultánea, se sumaron a la campaña de Rocío Nahle García a la gubernatura del estado.
Llamó la atención que Mauricio Alarcón, edil de Oluta, dijo que están convencidos, sin miedo, de frente y con la cara en alto, de hacer a un lado el partido naranja y sumarse a Morena.
“A nombre de mis compañeros alcaldes que hoy estamos aquí, les decimos que estamos de frente y sin miedo, estamos con todo porque sabemos que estamos en el camino correcto y sabemos que primeramente Dios vamos a ganar sin ningún problema este 2 de junio…”
Al señalar que las necesidades que tiene la población que representan y la urgente atención que demanda, es lo que les hizo voltear a ver al proyecto que consideran, conviene más a la entidad veracruzana, no dejaron de mostrar sus argumentos:
“Rocío Nahle representa al pueblo y de aquel lado representa a una familia, a la familia de los Yunes, como ya están enterados todos, imagínense que se repartieron las pluris, las senadurías para el hijo, suplencia para el papá, primera para el tío de parte del PRI y primera de pluri local del PAN para el otro hijo y del otro lado la gubernatura de Pepe Yunes”.
Y es que no son los primeros, hay que destacar que en el evento realizado este domingo en un hotel de la conurbación Veracruz-Boca del río, también estuvieron presentes también los alcaldes de Coatzintla, Miahuatlán, Mecatlán, Alto Lucero, Naolinco y Nautla, Juchique de Ferrer, quienes con anterioridad se sumaron a favor del movimiento de la 4T.
Sin duda que la campaña para la gubernatura, las senadurías y peor, las diputaciones locales, Movimiento Ciudadano muestra una cara hueca, sin soporte, no existe nada que ofrecer al electorado veracruzano.