El Patricio de Zepeta / Raymundo Jiménez


Banner-970-250

El Patricio de Zepeta

Raymundo Jiménez / Al pie de la letra 

Cuánta razón tiene el aún diputado local por Medellín, Maleno Rosales Torres, al decir que el dirigente estatal de Morena, Esteban Ramírez Zepeta, se ha dedicado a recorrer todo el estado no para hacer política, sino para andar rodeado de “chamaquitos”.

Uno de ellos, por los ingresos que le ha dado a ganar el ser amigo muy íntimo de Zepeta es Salvador Patricio Villar, ex director de Política Regional de la Secretaría de Gobierno y actual “enlace” de la SEGOB con partidos políticos –un cargo inventado–, quien en plena campaña electoral se le ha visto viajando lo mismo a Monterrey para ver jugar al futbolista argentino Lionel Messi, como a los torneos de golf de Championchip en el extranjero.

Según sus historias de Instagram, el amigo íntimo y protegido del líder de Morena en Veracruz presume sus viajes a Texas, en The Woodlands, lugar que se hizo famoso hace ocho años porque ex funcionarios duartistas compraron ahí varias residencias.

A Salvador Patricio, quien fuera secretario particular del priista Héctor Yunes Landa y ahora ha sido acogido por el líder de Morena, ha cobrado notoriedad por su gusto por los autos de lujo y también por los reclamos públicos de su esposa por sus múltiples giras con Zepeta.

Sin duda que a Salvador Patricio le ha sonreído la fortuna en este sexenio, ya que le ha ido muy bien económicamente desde que “asesoraba” al entonces Presidente Municipal de Paso de Ovejas, Abel Ramírez Coria –a quien le acaban de asesinar a un hermano en Ciudad Cardel–, pues Patricio Villar era también su socio en unos camiones de basura que arrendaban al Ayuntamiento, además de que le veía los temas de su Cuenta Publica en el ORFIS. Por cierto, esos camiones recolectores de basura actualmente los tienen dando servicio en el municipio de Huatusco, donde cobran una millonada, ya que el protegido de Zepeta grita a los cuatro vientos que el actual munícipe le debe la alcaldía a él. 

La versión pareciera corroborarse ya que casualmente ha impuesto a la empresa TIU, Tecnología e Innovación Urbana, S.A. de C.V., cuyo representante legal es su hermano Rafael Patricio Villar, para que realice gran parte de la obra pública no solo en ese municipio sino en otros más. ¡Un negociazo de Esteban y su “Patricio”! Al igual que les han impuesto despachos de auditoría a un sinnúmero de municipios gobernados por Morena, ya que Salvador Patricio se ostenta como “asesor” del ORFIS, lo que le da autoridad para recomendar e imponer despachos contables. En el sur del estado, concretamente en Las Choapas, son quienes auditan, y valiéndose de ese cargo dentro del ente fiscalizador, ha tendido puentes con ex alcaldes para “ayudarlos” a limpiar sus cuentas a cambio de “apoyos para la causa”, como habrían hecho algunos ediles sureños.

Por cierto, corre la versión sobre la existencia de una presunta investigación en la que saldría a relucir un hermano que vive en Estados Unidos, donde ha parado buena parte de las ganancias de los jugosos negocios realizados en Veracruz. Pero, lo peor, es que se ufana de ser el principal asesor de Rocío Nahle, presumiendo que es tanta su cercanía con la candidata morenista que no se baja de su camioneta. 

Con esos asesores… ¡para qué quiere enemigos la “Tía Chío”! 

 

RAFA CASTILLO ZUGASTI, AÚN ENFERMO, CUMPLE

Quien nos dicen que ha estado ocupado con un tema delicado de salud es Rafael Castillo Zugasti, el hasta ahora director general del Instituto Veracruzano de Desarrollo Municipal (INVEDEM), quien la mañana de este martes será sometido a una intervención quirúrgica.

Y es que quienes conocen bien a Castillo Zugasti refieren que el funcionario padece de un serio problema gastrointestinal, el cual se le complica cada vez que sus malquerientes filtran de manera dolosa y maliciosa que está por ser separado del cargo sin que haya motivación o fundamentación alguna real, pues sus logros al frente del INVEDEM durante los últimos 5 años contrasta con lo que hicieron anteriores directores de administraciones pasadas, sobre todo en la coadyuvancia con la profesionalización de las capacidades de los servidores públicos municipales en la entidad. 

En esta área Castillo Zugasti, muy a pesar de su disminuida salud, ha procurado cumplir y estar a la altura de ser uno de los mejores directivos públicos de esta sobreestimada y sobrevalorada 4T.