Exigen justicia por periodistas asesinados


Banner-970-250

Juan David Castilla

Familiares de periodistas asesinados o desaparecidos en el estado de Veracruz protestaron durante el desfile conmemorativo por el Día del Trabajo en la ciudad de Xalapa, frente al palco de las autoridades estatales.

Los integrantes de la Red en Memoria y Lucha de Periodistas Asesinados y Desaparecidos alzaron la voz en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se conmemora el 3 de mayo.

Frente a Palacio de Gobierno, colocaron muñecos de tela y cartón, degollados y embolsados, dentro de un perímetro acordonado con cinta amarilla para recrear la escena del crimen de un periodista.

También denunciaron que persiste la impunidad en los crímenes de comunicadores que han ocurrido en la entidad veracruzana.

Jorge Sánchez Ordóñez, hijo de Moisés Sánchez, quien fue levantado el 2 de enero de 2015 y su cuerpo localizado tres semanas después, el 24 de enero, indicó que continúa impune el caso.

“Veracruz, que es uno de los lugares más letales para ejercer el periodismo. Todos los casos están iguales, impunes, sin ningún avance y no hay manera de que se haga justicia”, expresó.

Por tal motivo, pidió a las autoridades que cumplan los compromisos que realizaron con los familiares, como hacer un monumento para los periodistas asesinados o desaparecidos.

“Ellos se comprometieron a varias cosas, ni uno de esos compromisos se realizaron y eso es lo que queremos”, añadió Jorge Sánchez en Plaza Sebastián Lerdo de Tejada, también conocida como “Plaza Regina”.

Los familiares aprovecharon el Día del Trabajo para recordar a las autoridades que no hay garantías para el ejercer la libertad de prensa en la entidad.

“Estamos aprovechando el Día del Trabajo porque el periodista se arriesga para informar, muchas veces el periodista es asesinado, no puede haber un trabajo digno si tienes el riesgo o el temor de que te van a matar”, enfatizó.

En la protesta también participó María Fernanda de Luna Ferral, hija de María Elena Ferral Hernández, quien fue asesinada el 30 de marzo de 2020 en el municipio de Papantla, ubicado en la zona norte del estado de Veracruz, cuando hombres a bordo de una motocicleta la interceptaron y le dispararon a sangre fría.