Las ‘travesuras’ de Hugo y Eric / Raymundo Jiménez


Banner-970-250

Las ‘travesuras’ de Hugo y Eric

Raymundo Jiménez / Al pie de la letra

El 20 de octubre de 2022, sorpresivamente, Hugo Gutiérrez Maldonado renunció a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz.

En la carta personal que le entregó al gobernador Cuitláhuac García, el abogado oriundo de Monterrey, Nuevo León, y familiar de la señora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente López Obrador, le agradeció al mandatario veracruzano por “toda la confianza a mi persona y como bien usted conoce mi situación personal, debo atender cuestiones muy personales que me reclaman e impiden seguir destinando todo el tiempo que este encargo demanda y he preferido entregarle buenas cuentas con la finalidad de que Veracruz siga en la ruta de mejorar cada vez más la seguridad de la sociedad, por lo que he tomado la decisión de presentarle mi renuncia con efectos a partir de esta fecha”.

Hasta la fecha siguen sin conocerse las verdaderas razones por las que Gutiérrez Maldonado dejó la SSP e inclusive hasta el país. Según versiones extraoficiales, el ex jefe policiaco radicaría actualmente en Costa Rica.

Entre los rumores que circularon hace más de año y medio, el que más encendió las alertas fue el que señalaba que el abogado regiomontano y el entonces secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, habrían protagonizado una fuerte discusión durante una de las sesiones de la mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz celebrada en el batallón militar de El Lencero, en la que tuvo que intervenir el general anfitrión ante el pasmo del gobernador García Jiménez, quien se paralizó cuando vio que los auxiliares de ambos funcionarios habían sacado sus armas.

Ahora, en plena sucesión gubernamental –quizá la más disputada de todos los tiempos en la entidad–, han comenzado a circular versiones sobre ese supuesto incidente. Presuntamente, el trasfondo de la riña entre Gutiérrez Maldonado y Cisneros Burgos –quien desde principios de este año radica en Mérida, donde ante su desavenencia con Rocío Nahle decidió irse a apoyar la campaña de su amigo Joaquín Jesús “Huacho” Díaz Mena, candidato de Morena a la gubernatura de Yucatán– habría tenido que ver con los millonarios acuerdos que, por su desbocada aspiración por suceder al gobernador Cuitláhuac García, habría hecho el entonces secretario de Gobierno con el capo José Gil Caro Quintero, (a) El Pelo Chino, sobrino de Rafael Caro Quintero, el fundador del Cártel de Guadalajara en la década de los ochentas y más recientemente jefe del Cártel de Caborca, que controla territorialmente desde la Costa del golfo de Baja California hasta los municipios de San Luis Río Colorado, Caborca, Hermosillo, Guaymas y Cajeme, de la costa occidental de Sonora.

El 9 de diciembre de 2022, el columnista Ricardo Ravelo, del portal Sin Embargo, publicó que tras la captura de Rafael Caro Quintero, el 25 de julio de ese año, fue sustituido por su sobrino José Gil, quien se encontraba refugiado en Veracruz bajo la presunta protección de Eric Cisneros.

Según Ravelo, Caro Quintero encontró en el norte de Veracruz un asidero, particularmente en los municipios de Vega de Alatorre, Nautla, San Rafael y Martínez de la Torre, donde cuenta con ranchos y otras propiedades.

Ahora ha trascendido que el conflicto de Gutiérrez Maldonado con Cisneros pudo haber sido también porque el ex secretario de Seguridad Pública traía a su vez acuerdos con el Cártel del Noreste, quienes habrían financiado propiedades inmobiliarias en la zona de Monterrey y San Pedro Garza García a un alto funcionario de Palacio de Gobierno y a un familiar político del ex titular de la SSP que, a pesar de la salida de su pariente del gabinete estatal, sigue incrustado en un importante cargo de la Fiscalía General del Estado.

 

SHEINBAUM: DE ZALDÍVAR A CORRAL

El pasado 9 de abril, la ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Lucía Piña Hernández, recibió una denuncia anónima en contra de diversos ex colaboradores del ministro en retiro, Arturo Zaldívar, uno de los más destacados integrantes del equipo de campaña de la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum.

La ministra Piña ordenó iniciar investigaciones porque la denuncia señalaba a ex colaboradores del ministro en retiro de conductas tales como vulnerar la autonomía e independencia del Poder Judicial de la Federación (PJF); violencia sexual; falta de profesionalismo; enriquecimiento ilícito; cohecho; abuso de funciones y desvío de recursos.

Fue un escándalo que obviamente impactó negativamente la campaña de la candidata presidencial de Morena.

Ayer le reventó el caso del ex gobernador ex panista de Chihuahua, Javier Corral, quien paradójicamente lleva la agenda anticorrupción del proyecto de gobierno de Sheinbaum.

Y es que, este jueves, la periodista Guadalupe Lizárraga presentó el libro “Reporte Miroslava”, donde expone una serie de documentos y testigos que la hacen afirmar que la muerte de quien era su amiga y corresponsal del diario La Jornada se trató de un crimen de Estado y en donde hubo fabricación de culpables, amenazas y tortura con el aval del entonces gobernador Corral Jurado.

“Cómo vamos a estar postulando a cargos públicos a torturadores”, expuso y dijo que está convencida de que se trató de un crimen de gobierno por lo que Morena está enviando a México un mensaje de impunidad y de tolerancia a la tortura al abanderar a personajes como Corral”.

En rueda de prensa para presentar la investigación periodística sobre el asesinato de Miroslava Brach, ocurrido hace 7 años, hizo un llamado a la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, a estar alerta con quien se perfila como su fiscal anticorrupción.

“Es una super alerta para Claudia Sheinbaum, tener una persona que se presenta como experta en anticorrupción cuando ha corrompido investigaciones”, indicó.

Señaló que hasta hoy da a conocer la investigación porque existía confidencialidad en el expediente y “hasta ahora se puede conocer la otra versión, no sólo la que presentó Corral”.

Además, dijo, “el señor está encumbrado y está buscando otro puesto público, no es posible que una persona con esta trayectoria tenga este acceso, está impunidad. Es un mensaje muy grave”, consideró.

Aseguró que Javier Corral, siendo gobernador, no sólo estuvo presente en la tortura en contra de exalcalde de Chínipas, Hugo Amed Schultz, quien cumple condena sin ninguna prueba, sólo la tortura y amenazas de fabricarle a su hijo el delito de secuestro. “Fue el hostigador” de esta tortura.

También detalló una serie de irregularidades en la investigación del crimen y dijo que existió desde el primer momento manipulación de las pruebas para tratar de involucrar a otras personas como responsables.

Expuso que no se trata de revictimizar a Miroslava, sino de hacerle un homenaje y que se conozca la verdad sobre el crimen.

A siete años del asesinato de Miroslava Breach, Lizárraga documenta que el supuesto asesino Juan Carlos Moreno, alias “El Larry”, fue torturado hasta romperle los huesos para que mencionara al grupo Los Salazar como responsables del asesinato.

Reiteró que “la persona que está sentenciada a 50 años, lo fabricaron culpable, junto con el exalcalde de Chínipas, Hugo Amed Schultz, quien cumple condena sin ninguna prueba, sólo la tortura y amenazas de fabricarle a su hijo el delito de secuestro. (Con información del diario El Universal).