Representantes populares, a la báscula / Yamiri Rodríguez Madrid


Banner-970-250

La vuelta a Veracruz en un teclazo

Representantes populares, a la báscula

 

Yamiri Rodríguez Madrid

Tanto en el Congreso de la Unión, como en el Congreso Local, ha iniciado la cuenta regresiva. Lejos de poder observar un recuento del trabajo visible de las y los representantes veracruzanos, al menos no en su mayoría, muchos están totalmente distraídos en el proceso electoral, aunado a que llevan casi 3 o 6 años nadando de a muertito, sin una sola iniciativa presentada.

Por eso, las declaraciones del senador panista veracruzano, Julen Rementería del Puerto, hicieron eco al ser, más que un acto de contrición, una realidad de lo que pasa con quienes deberían estar trabajando por Veracruz y por la nación: este Senado queda mucho a deber al país.    A las palabras del coordinador de las y los senadores del PAN agregaría que lo mismo pasó en la Cámara de Diputados y en el Congreso Local.

En el Senado, que ya entró en el periodo de la permanente -porque el 1 de septiembre llegan los nuevos integrantes que, junto con diputados federales, elegiremos en las urnas-, quedaron inconclusas muchas leyes, más de 130 nombramientos y en la parálisis, organismos vitales como el INAI, conforme a un recuento que hizo Rementería del Puerto.

La Cámara de Diputados es donde más nos quedan a deber los representantes veracruzanos, porque en número son muchos más y porque es en donde menos se trabajó.     Un puñado hacen informe, pero si le preguntamos a los ciudadanos si saben cuánto trabajaron, que iniciativas presentaron, qué aprobaron o dejaron de aprobar o cuántos recursos bajaron para obras y acciones en el estado, le podría asegurar que el 99 por ciento no sabría que contestar.

En el Congreso Local, que termina el 4 de noviembre, todavía tienen tiempo para hacer lo propio, aunque a marchas forzadas. Ahí está pendiente de aprobación, por ejemplo, la Ley Monse, entre muchas otras más que, como cada Legislatura, van engrosando la congeladora.

Por eso, las declaraciones de Julen Rementería no deben echarse en saco roto.   Son la cruda realidad de la gran mayoría de los que tienen un espacio privilegiado para hacer algo por el estado y por México, pero que simplemente o no tenían capacidad o no quisieron hacer nada. A 26 días de elegir a los próximos, reflexione.

@YamiriRodriguez