Caos vial en accesos carreteros a Xalapa


Banner-970-250

Juan David Castilla

Tres de las cuatro entradas principales a la capital del estado son un caos vial a cualquier hora del día.

Conductores del Pueblo Mágico de Coatepec y residentes de colonias cercanas a la carretera Xalapa-Coatepec exhiben molestia por esta situación que experimentan en los recientes meses de la administración del morenista Ricardo Ahued Bardahuil.

Los pobladores de Coatepec que trabajan o estudian en Xalapa, tardan más de una hora en la fila kilométrica de automóviles, motos y autobuses que intentan entrar a la ciudad capital.

Para los colonos de Pradera, El Olmo, Balcones de Xalapa, entre otras, experimentan la misma situación de esperar por más de 30 minutos avanzar una parte de la avenida más grande de Xalapa: Lázaro Cárdenas.

En ambos casos deben estimar ese tiempo de espera bajo los primeros rayos quemosos del sol e implorando que no ocurra un accidente vehicular o un cierre de vialidad por manifestación.

Los conductores han demostrado su molestia en redes sociales donde se lee que en sus empleos ya los sentenciaron para no seguir llegando tarde o de lo contrario comenzarán a ser acreedores a descuentos.

Después de tres retardos se les descontará un día y si los quince días llegan tarde, no habrán ganado ni la gasolina que consumen en avanzar y transitar por más de 40 minutos en estos tramos de la ciudad.

Los que llegan de Coatepec o municipios cercanos como Teocelo y Xico, que a fuerza deben pasar por el Pueblo Mágico para llegar a Xalapa, retrasan su andar debido a las obras de concreto hidráulico en la avenida Circuito Presidentes.

En este lugar, dos carriles se reducen a uno, donde el tránsito es muy lento porque tráileres doblan y por el corto espacio se atoran o imprudencias que terminan en choques por alcance, por intentar pasar primero después de esperar mucho tiempo.

Mientras que los conductores en la otra avenida de alta circulación, Lázaro Cárdenas, desconocen qué obra harán ahora, ya que están levantando nuevamente la carpeta asfáltica y reduciendo así los carriles de vialidad.