AMSA pretende que cafetaleros vuelvan a la cárcel


Banner-970-250

Juan David Castilla

La empresa Agroindustrias Unidas de México (AMSA) solicita a un juez la revocación de la absolución de los cinco cafetaleros que acusó con testimonios falsos.

Los cafetaleros fueron acusados del delito de estragos por presuntamente haber ocasionado un incendio durante una manifestación en el municipio de Ixhuatlán del Café.

Desde el 20 de enero de 2022 los productores protestaban en Ixhuatlán del Café por la baja arbitraria de precios que realizó AMSA.

El 24 de enero se dio un pequeño incendio en una oficina del beneficio de café que tiene la empresa. Acusaron a los productores de haberlo realizado.

“Un día antes ya había medios que decían que se quemaría el beneficio. Como era tan pequeño pusieron otras fotos como la que se presenta que es de un tractocamión en la autopista de Córdoba. Para abril del 2022 la fiscalía estatal ya tenía un peritaje que señalaba que en el incendio se había utilizado material celulósico (papel) y no gasolina y diésel”, se lee en un pronunciamiento.

El 26 de mayo de 2023, más de un año después, se dio la orden de aprehensión contra 12 personas, cinco fueron encarceladas y los demás huyeron.

En la acusación, se utilizaron 30 testimonios de personas (15 no dieron nombre) que decían que como 200 gentes habían derribado el portón y los acusados llevaban bidones de gasolina y prendieron fuego a las instalaciones. Todos decían los mismos detalles. Por gestiones de los familiares y presión social salieron de la cárcel los cinco detenidos y el juicio siguió.

“Es claro que el pequeño incendio lo provoco la misma empresa y sus amigos y que se pusieron de acuerdo de manera fraudulenta con la Fiscal para presentar una acusación con testimonios falsos”.

Durante 10 meses los acusados solicitaron a las autoridades estatales que recibieran las pruebas de los acusados que demostrarían que se encontraban en otros lugares y no participaron en el incendio.

Tres veces instruyó la Presidencia que se viera este caso y el gobierno estatal y la Fiscalía sostuvieron la acusación. Con la gestión de los familiares, a la cuarta instrucción presidencial, de Gobernación recibieron a los acusados, se revisaron sus pruebas y lograron que el juez las recibiera. De Gobernación concluyeron que lo adecuado era que la Fiscal se desistiera de la acusación lo cual fue aceptado por acusados y familiares.

“Cuando lo vieron en Veracruz, la Fiscal no aceptó el desistimiento y se entiende que recibió el apoyo del gobernador. Un nuevo juez revisó el expediente y en pocos días procedió a un sobreseimiento y absolvió solo a los cinco los acusados que habían sido detenidos. Su conclusión fue clara. Había un peritaje que señalaba que no hubo un incendio con gasolina y diésel, que los testimonios que presentó la empresa eran tan incoherentes que no acreditaban que los acusados habían cometido el incendio, además los acusados habían presentado pruebas claras de que estaban en otros lugares”, enfatizan.