Los Yunes me buscaron para golpear a Nahle: Polo / Silverio Quevedo Elox


Banner-970-250

Los Yunes me buscaron para golpear a Nahle: Polo

Silverio Quevedo Elox / En la mira

En medio de un calificativo permanente de doble moral hacia el candidato del PRI PAN y PRD, José Francisco Yunes Zorilla, el abanderado del Movimiento Ciudadano, Hipólito Deshamps soltó una declaración tronante y reveló que días antes de iniciar la campaña fue buscado por operadores del clan de los Yunes para que se uniera a ellos y se dedicara a golpear a la abandera de Morena, Rocío Nahle durante los debates.
Fue de lo más relevante de la confrontación de ideas que tuvo lugar este domingo entre los tres aspirantes a gobernar Veracruz, lo anterior fue parte de lo más sorpresivo, y que salió de la boca de Deschamps Espino durante el último y segundo debate realizado en el World Trade Center en Boca del Río.
Ante los embates el priista tuvo que defender al menos en dos ocasiones o desmentir en su caso, que no existe un “clan de los Yunes” como se lo echaron en cara.
Y es que antes, la abanderada morenista se centró en señalarlos al exponer que:
“Yo voy a representar a todas las veracruzanas y decirles a todas las que me ven, niñas, mujeres, jóvenes, en mí van a tener una aliada, yo soy una mujer fuerte, a mí no me va a doblegar la mafia de los Yunes. Ellos sí tienen un mundo de corrupción”.
Como mujer, llamó a todas las veracruzanas a tener fortaleza para seguir caminando adelante para combatir a tipos como los que integran el clan Yunes”, dijo en una de sus intervenciones.
El debate subió de tono y ante los constantes ataques del priista, de pronto la abanderada de Morena lo calificó de “adúltero”, pues cabe recordar que Pepe Yunes fue acusado de mantener una relación extramarital desde hace varios años. Lo que no le perdonó su contrincante.
“Y cuánto cinismo, dice que lo que más le duele son las mujeres, ¿qué sabe él de lo que les duele a las mujeres? Si él miente, si él traiciona, si es adúltero. Entonces aquí estamos para decir las cosas de frente”
Mientras que el representante de MC también se unió a refrendar la existencia del clan Yunes, entonces sacó lo que traía bajo la manga, los exhibió y por ende a su rival del PRI y PAN:
“Hay una realidad y sí, Pepe, sí existe el clan Yunes, y se han dedicado todas las campañas a golpear a opositores políticos. Hace algunos meses se acercaron conmigo también para golpear a Rocío Nahle.
Esa es la realidad, porque él es débil, siempre lo ha sido. Tan débil que no fue al debate de la XEU. Por eso es que ya los estamos rebasando en todas las encuestas.
Fíjense, ahí está Maynez, que ya cruzó a la candidata que se está desfondando, que es Xóchitl Gálvez, en uno de los estados más importantes del país”.
No existe, repitió el de Perote que tuvo que defender la acusación sobre la existencia del clan y que está detrás de su candidatura. Una y otra vez el priista, diputado con licencia debió atajar pero sin éxito. Pues los dos contrincantes le refutaron de nuevo la permanencia del clan detrás de su proyecto.
Pero no pudo zafarse del señalamiento de Polo en el sentido de que le pidieron se fueron contra la candidata de la Cuarta Transformación y se sumara la guerra sucia en su contra.
FELICITA PEPE A NAHLE
No se supo si lo hizo para afectarla o buscar evidenciar que la aspirante morenista es más de lo mismo con el actual gobierno, pero no quedó muy claro.
Por el contrario, lo que se percibió fue haberla felicitado porque está de acuerdo con lo que se ha hecho por los mujeres en el actual régimen estatal y lo más que señaló Pepe Yunes fue que este sector ha sido abandonado.
Pero al final no quedó tan claro el hecho de que si la felicitación –que si se entendió fue irónica por parte de quienes conocen el contexto- era seria o en contra, porque el común del electorado no lo pudo ver de esa forma, sino debió interpretar que en realidad la estaba reconociendo.
Y el tema siempre fue utilizado por la morenista para ganar puntos enfrentándolo en el sentido de que no puede hablar de respeto a las mujeres cuando a ella se le ha calumniado y difamado.
En fin, como dicen los analistas, al verdadero ganador de las encuestas y por supuesto, del debate, se le verá el próximo dos de junio en las urnas, cuando los 7 millones de votantes vayan a las casillas a emitir a su favorito. Esperemos.