Llegó el día / Juan Javier Gómez Cazarín

Llegó el día
Parlamento Veracruz
Juan Javier Gómez Cazarín.*

Creo que no podría escribir esta columna más contento de lo que estoy, después de un fin de semana de éxitos y de buenos augurios sobre el triunfo, todavía mayor, que estamos a unos días de conseguir.

Para empezar, este sábado, en Xalapa, se confirmó que la 4T vive uno de sus mejores momentos en Veracruz y que la continuidad del proyecto por seis años más está garantizada, con el contundente respaldo del pueblo a nuestras candidatas a la Presidencia, Claudia Sheinbaum; y a la Gubernatura, Rocío Nahle.

Literalmente a las puertas del Palacio de Gobierno, la Plaza Lerdo y toda esa cuadra de la avenida Enríquez, además de algunas calles aledañas -más las personas que estaban en el Parque Juárez porque ya no encontraron lugar-, se llenaron de gente que expresó su convicción de ratificar que México y Veracruz vamos por el rumbo correcto. El domingo, desde luego, volcarán esa decisión en las urnas.

Por eso, todas las encuestas serias ponen a la oposición en la lona y hablan de un margen de alrededor de 30 puntos de ventaja para Morena. El miércoles será el último día para hacer campaña y para publicar encuestas. ¿Qué puede cambiar de aquí a entonces? ¿Qué puede cambiar de aquí al domingo? Nadie, a estas alturas, puede esperar ingenuamente una sorpresa. Sobre todo, tomando en cuenta que las encuestas no han tenido movimiento significativo en más de un año.

Y si ya estaba yo muy contento el sábado, el domingo mi querido y poderoso Club América nos regaló un triunfo más. Un glorioso campeonato que representa mucho, porque nos hizo bicampeones y sumamos nuestro título 15. Bien dice la frase: “al América no le vas, del América eres”.

Las habladas que me echó de una marioneta de los Yunes, que no merece ni siquiera que mencione su nombre, no fueron suficientes para empañar mi alegría de este fin de semana. Le contesté como no se esperaba: tapándole la boca con una propuesta que lo dejó calladito. Si fuera verdad lo que dice, ¿creen que no me tomaría la palabra?

Por otro lado, se sabe que hay infamias que, teniendo el origen que tienen, en lugar de desprestigiar nos honran. ¿Se imaginan cómo me sentiría si semejante personaje, calumniador de mujeres, hablara bien de mí?

La marioneta de Yunes sufrirá, a partir del próximo lunes, si no es que desde el domingo en la tarde, la misma suerte de muchos otros que han sido encuerdados, envalentonados y utilizados como instrumentos de la perversidad de El Clan, para después ser desechados sin remordimientos y con el mismo asco con el que se descarta una servilleta sucia. Allá él.

Nosotros, enfocados en lo que importa. Llegó el día.

*Diputado Local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.