Elección veracruzana, sin espacio para impugnaciones / Yamiri Rodríguez Madrid

La vuelta a Veracruz en un teclazo

Elección veracruzana, sin espacio para impugnaciones

 

Yamiri Rodríguez Madrid

Si bien comienzan a fluir las estadísticas de la elección por la gubernatura veracruzana, no hay la menor duda de que la morenista Rocío Nahle García tuvo un triunfo contundente este domingo 2 de junio: 1,999,420 votos, con solo el 97 por ciento de las actas computadas, lo que representó casi el 60 por ciento del total de la votación. Pepe Yunes, candidato de la oposición, quedó en segundo lugar con el 32 por ciento, es decir, 1,096,318 votos, una diferencia de casi un millón de votos.

Pese a que el peroteño -quien contendió sin éxito por segunda ocasión por la gubernatura-, ya había aceptado públicamente que los resultados no le favorecieron-, tuvo que recular y volver a salir a pedir el voto por voto, casilla por casilla.  Y es que a nivel nacional las dirigencias decidieron irse por esa línea.

Marko Cortés, líder de Acción Nacional, lanzó un llamado a reportar anomalías en actas a través de la página https://www.pan.org.mx/defiendetuvoto, pues no aceptan la validez de los resultados, al argumentar que hubo intervención desde Palacio Nacional, se usaron programas sociales para amedrentar a la gente, no fue equitativa, ni hubo cancha pareja y fue una elección de Estado.

Asimismo, expuso que Acción Nacional abrió más de 160 mil actas y de encontrarse alteraciones solicitará la apertura de paquetes electorales, aunque, hasta el momento, han detectado 100 casillas en las que votó un porcentaje más alto de los que están registrados en el Listado Nominal, algo imposible, subrayó. A eso le apuestan también en Veracruz, pero con un millón de votos de diferencia, parece más una misión imposible.

Ahora bien, de los 19 distritos federales veracruzanos, solo en uno queda espacio para la revisión que es el de Xalapa, en donde Américo Zúñiga intenta desbarrancar a la morenista Ana Miriam Ferráez por 350 votos de diferencia.    Ese, seguro, se va a judicialización, pero es el único.

Los resultados son claros, transparentes, al menos en el caso veracruzano. Por eso como reza el dicho: para qué tanto brinco, estando el suelo tan parejo, si ya es mero trámite esperar la constancia y el arranque del nuevo gobierno veracruzano.

@YamiriRodriguez