La sucesión arrancó el 2 de junio / Gustavo Filobello Niño

La sucesión arrancó el 2 de junio

LAE Gustavo Filobello Niño
Grupo Filomedios

En política no hay pausas.

Una vez conocido los resultados de las votaciones en México y en Veracruz, también iniciaron las carreras por las elecciones nacional y estatal del 2030.

Arrancaron para los ganadores, por que dependerá de su buen o mal gobierno el continuar o no en el poder.

Y arrancaron también para los perdedores por que mucho hicieron mal y lo pagaron, pero deberán corregirlo, si lo quieren volver a intentar.

En este camino al 2030 habrán elecciones intermedias que pondrán a prueba de que están hechos ambos. A nivel nacional, en el 2027, será la renovación de Diputados Federales; aquí en Veracruz, el próximo año se elegirán 212 Presidentes Municipales y a mitad del sexenio, la de Diputados Locales.

Dentro de estas carreras sucesorias, además de los resultados electorales, hay factores que mueven las agujas de las balanzas. De estos, uno de los más pesados son los miembros de los respectivos gabinetes de gobierno.

Claudia Sheinbaum, antes de candidata presidencial, ejerció bien como Jefa de Gobierno de la CDMX y Rocio Nahle, antes de competir por Veracruz, fue la Secretaria de Energía federal y entregó resultados a su Jefe el Presidente López Obrador.

El nombramiento de los integrantes de los gabinetes, federal o estatal, los coloca, de facto, en el camino sinuoso de la sucesión.

La lealtad total a sus jefas, el desempeño y cumplimiento de la responsabilidad asignada, evitando pasos en falso, contribuir a la buena calificación y valoración del gobierno al que sirven y sobre todo evitando el mareo por subir al ladrillo del poder prestado, son algunas de las condiciones que deberán cumplir para estar en la jugada, estar ahí, en el momento decisivo.

La fortaleza de la Presidenta y Gobernadora electas es tal que tienen todo el poder político en sus partidos para convertirse en sus líderes morales, aunque no guste esta definición. Su voz dentro de las decisiones partidistas será de gran peso.

¿O usted considera que con sus fuertes antecedentes políticos partidistas, tanto Claudia Sheinbaum como Rocío Nahle, por cierto grandes amigas, no van a influir en los procesos políticos durante sus períodos de gobierno?

Por eso sostengo que la próxima sucesión nacional y estatal inició desde que les entregaron las constancias de ganadoras. Y será mas obvia cuando se den a conocer los futuros gabinetes en sus respectivos gobiernos.

Aquí en Veracruz, el primero en salir fue el del actual alcalde xalapeño Ricardo Ahued, quien será el Secretario de Gobierno.

¿Primero en tiempo, primero en derecho?

¿O usted que opina?