Tiempo postelectoral, oportunidad para surgir proyectos de desarrollo son exclusión: Arquidiócesis

Confianza, reflexión y unión

Comunicado de la Arquidiócesis de Xalapa

Lo esencial de la vida no radica en el hacer actividades y tareas sino en aprender a recibir los dones que Dios nos da y nos continuará ofreciendo cada día. El sentido verdadero y el contenido real de la vida se manifiestan cuando nos abrimos para recibir los dones, ideales y grandes aspiraciones que Dios ha sembrado en nuestro corazón.

No ha llegado a su fin todo el proceso electoral que tuvo su culmen más luminoso este 2 de junio. Falta que las autoridades electorales reconozcan oficialmente a los candidatos y candidatas que ya conocemos que son los ganadores en estas elecciones 2024. Los felicitamos y oramos por todos ellos para que Dios le dé sabiduría y fuerza para continuar con los proyectos que miran por el bien de todos los mexicanos que conforman esta gran nación.
Se ha hecho mucho en nuestra patria pero no se ha erradicado ni resuelto la violencia, la corrupción, la impunidad , la desigualdad la pobreza y tantos otros nuevos problemas que nos lastiman y hieren como mexicanos y veracruzanos. Más de 40 millones hemos salido a elegir a quienes nos gobernarán y tendrán la gran responsabilidad de llevar a los más pobres, excluidos, marginados y los que sufren todo tipo de injusticias y atropellos para que sean parte de un desarrollo integral y real.

Este tiempo postelectoral es una gran oportunidad para que confiemos los unos en los otros hasta lograr y vislumbrar caminos que hagan surgir proyectos de desarrollo integral sin exclusión de nadie. Este tiempo postelectoral es el momento para una profunda reflexión que nos recuerde los grandes ideales del bien común, la paz social , el estado de derecho y la verdad, para tener presente que éstos requieren y exigen la participación y compromiso de todos. Este tiempo postelectoral es la gran oportunidad para recordar que México nos necesita unidos y fuertes para cumplir con nuestra vocación de personas libres y plenas con una vida digna en la verdad y en la caridad. Hoy es el tiempo para todos los mexicanos y veracruzanos de estar unidos para caminar en la paz y la justicia.