Ibas bien, Ahued… Pero te faltaron… / Pablo Jair Ortega

ColumnaSinNombre
@pablojair

  • Ibas bien, Ahued… Pero te faltaron…
  • Que Don Margarito ilumine a la fiscal Marcela.
  • Desde las 6 ya sabíamos quién ganaba: Cuitláhuac.
  • Gobernador a favor de cambiar tiempo de duración de fiscales.

¿Ya se le habrá pasado el chorrillo
a Miguel Chiquito para este viernes?
–Chopenjawer

Sensibilidad y carácter fue lo que le faltó al alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil, futuro secretario de Gobierno del gabinete de la gobernadora electa Rocío Nahle.

El alcalde pareciera que se rajó muy rápido en la encomienda de construir un centro de identificación de restos humanos en el panteón Palo Verde y se “espantó” con una protesta de unos cuantos vecinos que llegaron a residir alrededor de un cementerio que ya tiene más años que sus viviendas.

Y es que según el colectivo “Xalapa En La Historia”, este camposanto ubicado en la esquina de las avenidas 20 de Noviembre y Lázaro Cárdenas, fue construido en 1913 (tiene más de 100 años, pues) y fue el segundo cementerio en construirse en la capital de Veracruz. La zona fue urbanizada a partir de los años setenta.

De hecho, hay hasta un fraccionamiento muy fifí en la cercanía, a un costado de la iglesia de la “La Luz del Mundo”, donde vive o vivía un ex procurador de Justicia.

Mire, se entiende que el presidente de Xalapa esté cuidando su capital político y hasta se deje “presionar” por unas cuantas personas que “protestan”. A lo mejor es la salida que esperaba para deslindarse del asunto y no ponerle dinero al laboratorio.

Por si no sabe de qué diantre estoy hablando, resulta que este fin de semana, el futuro sucesor de “Bola Ocho” y “Capulinita” anunció que el Ayuntamiento de Xalapa retiraba el recurso que se tenía destinado para un centro de identificación de restos humanos que se construiría en el panteón Palo Verde, lugar donde han sido encontradas varias osamentas. Esto, luego del bloqueo y protesta de supuestos vecinos.

Este lunes, colectivos de búsqueda de personas desaparecidas dieron como dato que entre 2010 y 2015 se inhumaron 99 cuerpos en Palo Verde, y por ello elaboraron un proyecto para la edificación de dicho centro.

Este mismo día, en conferencia de prensa, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dijo tajantemente que no se trataba de un Servicio Médico Forense como se ha manejado y con lo cual los manifestantes han pretendido argumentar su protesta, diciendo que van a haber químicos que los pueden afectar en su salud o que van a tumbar 40 árboles… (Ya sabe, nunca faltan los “ambientalistas” de ocasión y de última hora).

Hasta una de las voceras de los mismos colectivos aseguró que no se talarán 40 árboles como los manifestantes han dado a conocer, sino dos; pero incluso hay alternativa que no se tire ninguno.

El asunto es que Ricardo Ahued parece querer deslindarse y eso manda una muy mala señal del próximo secretario de Gobierno.

Si algo ha sido un tema muy delicado en recientes años, por ser un asunto de lesa humanidad, son los desaparecidos; y es precisamente el panteón de Palo Verde un sitio donde los buscadores de personas desaparecidas han ubicado restos de gente que fue echada a una fosa sin haber plena identificación de sus restos.

Es un tema, pues, mucho más importante que la incomodidad de un pequeño grupo de “ambientalistas salva-árboles” o que “no toleran químicos cerca de sus casas”.

O sea, weeee, es un panteón… Ahora resulta que no se habían dado cuenta que están respirando gases de muertitos y todo lo que se tira ahí…

Anyway: al menos dos colectivos, y hasta el propio gobernador, han pedido más sensibilidad al propio Ricardo “Ahué”.

¿Y así va a ser entonces como secre de Gobierno? Aparece un grupo de personas a manifestarse contra algo de mayor prioridad ¿y va a recular de volada?

Vaya, si eso pasa en Xalapa, Ahued debería ir pensando lo que puede pasar en todo el estado, donde nacen protestas de la nada sólo para sacar raja política, sobre todo con grupos que apoyaron al candidato perdedor y están ansiosos por bloquear todo los que se les ocurra.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: En 2009, asesinaron en Sonora a Margarito Montes Parra, dirigente de la Unión General Obrero, Campesino y Popular (UGOCP, organismo “campesino” ligado al PRI); su zona de influencia era en ese estado, pero también hizo base de operaciones en la conflictiva región entre Veracruz y Oaxaca, por Tierra Blanca y Cosamaloapan… En ese entonces, una colaboradora muy cercana a él era Marcela Aguilera Landeta, ex diputada del tricolor y hoy fiscal de Investigaciones Ministeriales en la Fiscalía General del Estado… Se sabe que ella es quien tiene en su escritorio todo el caso de “Miguel Chiquito”, así como otras carpetas de denuncias más graves (como tortura) donde estarían involucrados el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, así como otros ex funcionarios yunistas, pero hasta ahorita no hay avance o voluntad para que avance el caso y parece que hay un retraso grave y sospechoso. En verdad es raro, muy raro.

OTRA NOTA: Este lunes, en su conferencia de prensa, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez ya habló abiertamente de temas electorales y hasta reveló que ya sabían desde la 6 de la tarde quién había ganado las elecciones del pasado 2 de junio. Incluso, dijo, tenía una encuesta de salida donde Rocío Nahle aventajaba por 11 puntos, que obviamente no podía dar a conocer públicamente… De paso, echó flores a la gobernadora electa diciendo que la atacaron con mentiras y que era porque precisamente Veracruz era un bastión de Morena.

LA ÚLTIMA PORQUE YA SE TARDARON EN INFINITUM Y VOY A HABLARLE A MI TÍO CARLOS SLIM: Siguiendo con el mandatario estatal, éste se mostró interesado en revisar y quizás hasta cambiar el tiempo de duración de los titulares de las fiscalías estatales: “Pero no sólo en el ámbito estatal, sino nacional; que sea ahora en este periodo de reformas, que ya se analice y desde la Constitución, nuestra carta magna, desde ahí se limite a la constituciones políticas de los estados nombrar fiscales por tanto tiempo; es muy sano reducir ese tiempo”.