Achaques panistas / Pablo Jair Ortega

ColumnaSinNombre
@pablojair

Achaques panistas / Pablo Jair Ortega

 

Todo un caso está resultando que Miguel Ángel Yunes Márquez no acuda ante un juez a testificar sus dichos y acciones sobre falta a la verdad ante las autoridades.

Actúa como el avestruz cuando esconde la cabeza para no ver y no saber, aunque tenga el cuerpo completamente de fuera.

Y así como lo hizo Vicente Fox en su momento, que ante la entrega y disposición que mostró con Estados Unidos y con Gran Bretaña, que hasta los zapatos les fue a charolear a la reina Isabel, cuando le pidieron el voto de México ante la ONU para invadir Irak, al ver la gravedad del tema, Fox optó por hacerse el “enfermo” de la columna y se internó en el Hospital Militar y no le contestó la llamada al entonces presidente George Bush.

Pues lo mismo hace el llamado “Miguel Chiquito” e “íntimo amigo” de personalidades de Boca del Río: decidió hacerse el enfermo, aunque pasado el citatorio se le olvidó y se fue a jugar pádel con sus cuates y justamente su amigo Javier Duarte, desde el reclusorio, lo exhibió sanito y coleando.

Pues en la tercera llamada del juez de Pacho Viejo no se volvió a presentar y sus ilustres abogados ahora presentaron otro justificante médico con sello de la ciudad de Querétaro… ¿entonces no puede acudir a Xalapa a dar la cara pero si pudo trasladarse hasta allá?

Cada día se le complican más los términos y plazos. La Fiscalía no va a poder seguir protegiéndolo y el papá del muchachito sabe que la orden viene de arriba, que antes de que termine el sexenio actual le van a revisar sus temas.

Sólo hay que escuchar las “mañaneras” para entender los mensajes.