El PRI sepultando al PRI / Pablo Jair Ortega

ColumnaSinNombre
@pablojair

El PRI sepultando al PRI 

  • Deberían crear otro partido.
  • Nahle visita obra abandonada.
  • De la patrulla de SSP volcada.
  • Coatzacoalcos, todavía con problemas.

¿No será que la prima tiene contacto con Téllez
y por eso no aprietan a “Miguel Chiquito”?
–Chopenjawer

Este domingo, el otrora poderoso partido de estado, el Partido Revolucionario Institucional, parece que acaba de clavarse a sí mismo la última estaca al corazón y volarse la choya con una escopeta.

Tuvo su asamblea y destaca esto: permite que su dirigente nacional, Alejandro Moreno (el famoso “Alito”) se reelija como tal hasta por dos periodos, por lo que podría seguir dirigiendo al PRI hasta el 2032.

Días antes, diversos actores políticos del PRI publicaron un desplegado para pronunciarse en contra de dicha reelección y pidieron la cabeza de “Alito” considerando los resultados de las recientes elecciones.

“En las elecciones de este año el Partido Revolucionario Institucional obtuvo los peores resultados en su historia, tanto por los votos obtenidos, como por los cargos alcanzados”, dice la primera parte del desplegado.

Y se remontan también a 2021: “Tras el fracaso en las elecciones del 2021, pese a los resultados negativos reflejados en la pérdida de 8 gubernaturas (entre ellas la de Campeche), la dirigencia no atendió las recomendaciones de separarse del cargo que públicamente le hicieron varios expresidentes del partido, un grupo amplio de exgobernadores y exlegisladores, así como de varias corrientes internas de opinión y militantes prestigiados. Por el contrario, la dirigencia convocó a una Asamblea Nacional solo para cumplir con el requisito estatutario de efectuarla, evitando cualquier discusión al interior del partido, así como para extender indebidamente su mandato que debía concluir en agosto del 2023”.

De hecho, los firmantes (que son un chorro) pidieron el aplazamiento de la asamblea nacional, pero que además “Alito” renunciara la actual dirigencia del PRI “dada la dimensión de la grave crisis que vive el partido”.

Si “Alito” hubiese hecho caso, los opositores propusieron crear una dirigencia interina con ex presidentes del Comité Nacional y “cuadros con trayectoria”… Obvio que no va a pasar.

Tampoco va a ser reforzado –como propusieron los opositores de Alito– el principio de “No Reelección de la Dirigencia”.

Y subrayaron: “ahora un partido seriamente debilitado que debe repensarse, recomponerse o refundarse para poder resurgir”.

Hasta ahí lo más destacado del desplegado.

Pero con todo y los mensajes de los priístas, este domingo se hizo lo que el megalómano de “Alito” quiso: por unanimidad y a mano alzada, más de 3 mil delegados del tricolor (que impuso “Alito”) aprobaron la reforma a los estatutos para permitir que las dirigencias nacional y estatales puedan reelegirse hasta por dos periodos.

Ya ni Varguitas en “La Ley de Herodes”, cuando estaba “reformando” la Constitución en el Palacio Municipal de San Pedro de los Saguaros.

En Veracruz, me imagino, esto significa que el “fofo” dirigente que tienen en Xalapa seguirá por la misma vía hasta más allá del 2030, aunque todos saben que no es realmente el jefe político: sirve a los intereses de las familias Yunes, tanto a los de Perote como a los originarios de Soledad de Doblado.

Así que si se aburren los Yunes del “Fofo” dirigente, entonces lo cambian como si nada y ya; ponen otro afín a sus intereses… y que molesten de manera inoportuna a sus progenitoras los demás; no hay consulta ni nada por el estilo.

Luego entonces (se reitera), por lo aprobado en asamblea, el PRI en Veracruz queda a disposición de los Yunes, como fue evidente en las recientes elecciones y campañas donde incluso recibieron con fanfarrias en magnos eventos al principal sepulturero del PRI: el ex priísta y ex mini-gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Y los priístas que se oponen a esto no tienen para dónde correr (salvo a los partidos adversarios como Morena, PT o Partido Verde), porque antes si un militante del PRI en Veracruz hacía coraje, simplemente se pasaba al PAN, pero ese partido también está bajo el control de los Yunes.

Del PRD mejor no hablamos, porque ya ni existe.

Como van las cosas, se ve muy difícil que tumben a “Alito” o lo hagan renunciar. El vato, obstinado, se aferrará —junto con los grupos que lo apoyan— a lo que todavía representa vivir del erario gracias a las prerrogativas. A hacerle al “opositor” de Morena.

Acá en la aldea también se ve poco probable que, por muchos años —quizás décadas— resurja un grupo político importante que busque rescatar al PRI y le haga la contra a los concesionarios actuales (los Yunes).

Y eso que los peroteños y los choleños no sacaron buenas cifras.

Vamos a los números: en la pasada elección de 2018, el PAN-PRD quedó en segundo lugar por debajo de Morena/Cuitláhuac con Miguel Ángel Yunes Márquez como candidato, quien sacó un millón 453 mil 938. Su primo postizo (entonces contendiente) Pepe Yunes, del PRI/Verde Ecologista, apenas alcanzó 528 mil 663 votos.

En teoría, para 2024, Pepe y “Miguel Chiquito” deberían haber sumado un millón 982 mil 601 votos… Peeeeeero apenas y lograron un millón 145 mil 821 sufragios con Pepe Yunes como candidato.

(Llama la atención también que el actual evadido de la justicia, “Miguel Chiquito”, también fue derrotado en la votación estatal, teniendo apenas un millón 41 mil 80 votos. Es decir, con respecto a 2018, perdió 412 mil 858 votos hacia su persona).

Con esto, tooooda la oposición sumada (PRI-PAN-PRD) perdió algo así como 836 mil 780 votos con respecto a 2018.

Así que pese a los malísimos resultados, en Veracruz el PRI ya queda ratificado como patrimonio de las familias Yunes (igual que en el PAN) y háganle como quieran.

Hace unos meses, alguien muy apreciado de los priístas de la vieja escuela me comentaba que “Alito” había llegado al PRI gracias al presidente Andrés Manuel López Obrador, con la misión de destruir lo que quedaba de ese partido.

En ese momento, la verdad, pensé que era una jaladota de mi cuate eso del pacto, pero ahora viendo lo que pasó, ya estoy pensando diferente porque, sí: Alito está destruyendo intencionalmente lo que queda del PRI.

¿Quién lo iba a pensar? Que sería el dirigente del PRI el que finalmente destruiría al ex partidazo o, por lo menos, ponerlo en vías de extinción.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: A lo mejor para los priístas que ya de plano no quieren saber nada de sus dirigentes perpetuos (o de los Yunes, en Veracruz), lo mejor sería fundar un nuevo partido; si no, pues tendrán que seguir estando abajo de los que se quedaron con la franquicia y tienen sus propios planes para 2025 y 2030… Todo apunta a que revivirán ese monstruo de Frankenstein que bautizaron como “Frente Cívico Nacional” para que ahí le caigan todos. Eso sí, vayan buscando patrocinadores fuertes o ahorrando un varote para la gran cantidad de lana que se necesita… Sugerencia: nomás quítense ese mote de ser “ciudadanos”, porque nadie se los cree.

OTRA NOTA: La gobernadora electa Rocío Nahle ya anda chambeando y eso que todavía no toma posesión. En Cosamaloapan, durante su gira de agradecimiento, fue a ver el edificio abandonado que en pasadas administraciones fue construido para albergar la sede de la Jurisdicción Sanitaria número 9. Sus cimientos serán rescatados, anunció.

OTRA NOTA EXTRA: Que hace unos días volcó una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que formaba parte de un convoy de un importante personaje político en Veracruz. Lo anterior plantea que si ahora con la desaparición de la Fuerza Civil no será necesario también reestructurar y rediseñar la capacitación que se le otorga a los policías choferes en comisión, pues no es lo mismo patrullar, perseguir o escoltar a un funcionario de alto nivel, como tampoco manejar una camioneta con elementos o una camioneta pesada con blindaje o un vehículo rápido. De cualquier manera, dicen que la culpa la tuvieron las lluvias recientes.

LA ÚLTIMA PORQUE YA CERRANDO TALACHA ADMINISTRATIVA: Muy preocupante lo ocurrido en Coatzacoalcos, donde dos negocios fueron incendiados de manera intencional por miembros de la delincuencia. Todo apunta al cobro de piso y a la falta de una estrategia. En una de esas tampoco sorprendería que si agarran a los responsables, resulta que estos ya habían sido detenidos, pero fueron liberados por un juez federal.