Inició Primera Jornada Nacional de Tamiz Auditivo 2024

  • Desafortunadamente nacen 6 mil niños con problemas de audición
  • Tamiz auditivo prueba importante para recién nacidos
  • Hospitales del sector salud público deben realizar esta prueba que es un derecho

Redacción Hora Cero

Durante su participación en la Primera Jornada Nacional de Tamiz Auditivo 2024, que se llevó a cabo en el municipio de Boca del Rio, la vicepresidenta del colegio mexicano de tamiz auditivo neonatal intervención temprana, Mara Esparza Castro, comentó que desafortunadamente nacen en nuestro país 6 mil niños con problemas auditivos.

Al respecto comentó “en México nacen dos millones de niños al año y por estadística entonces aproximadamente 6000 niños al año, van a nacer con algún grado de pérdida de audición esto sin tomar en cuenta a los bebés que por otros factores ya sea de la mamá o del nacimiento presentan riesgo de tener algún daño auditivo”.

En este tenor, hablo de la importancia que tiene que a los recién nacidos se les apliquen las pruebas de Tamiz Auditivo en los primeros días de vida, para así saber el proceder si esta prueba sale positiva y rehabilitar al pequeño lo más rápido posible y que tenga una mejor calidad de vida.

Añadió que si se llevara a cabo esta prueba a todos los recién nacidos, el índice por esta discapacidad descendería enormemente, “si se realizará la prueba de forma universal ese 100 por ciento, sería rehabilitado que es lo que se busca también a la hora de abordar una discapacidad, es tratarla e integrar a la persona con discapacidad a la sociedad, que significa esto recuperar por completo sus funciones”.

Lamentó que la prueba del Tamiz Auditivo, no se ejecute de manera total en el país, ya que muchos padecimientos como la hipoacusia (sordera) se detecta de forma tardía, ya que esta no se ve, a diferencia de otras enfermedades en los recién nacidos.

Y agregó “al no hacerla, pues nos damos cuenta de que ese niño no escucha alrededor de los dos años dos años y medio que es cuando no desarrolla el lenguaje y es la dificultad de la hipoacusia, que cuando el niño nace, no se ve y no se puede dar una rehabilitación de manera temprana”.

Para concluir, destacó que se han llegado a dar casos de demandas legales a instituciones de salud pública, por niños que no fueron diagnosticados a tiempo y que desarrollaron complicaciones auditivas, ya que este tipo de pruebas es parte de su derecho a la salud, “ya ha habido padres de familia que han hecho un proceso legal de amparo y denuncia, ante las instituciones, se aprueba, sale a favor de ellos y pues tienen que pagar sus aparatos auditivos, su terapia de rehabilitación de lenguaje y que de esta manera se rehabiliten”.