Resurgirá Casa Veracruz / Silverio Quevedo Elox

Resurgirá Casa Veracruz 

Silverio Quevedo Elox / En la mira

A 5 meses del cambio sexenal en el poder ejecutivo del estado, hay quienes se cuestionan sobre cuál será la residencia de la gobernadora electa, Rocío Nahle.
Su domicilio oficial de siempre y su morada como tal, ha sido la ciudad de Coatzacoalcos, pero por razones estratégicas y de movilidad estableció su estancia temporal en Boca del Río, en El Estero, zona conocida también como la Riviera Veracruzana.
Aquí, le valió a Nahle García que sus adversarios la satanizaran y casi la quisieran expulsar por haberse “metido” al bastión y bunker del panismo, pero aguantó vara y se mantuvo contra viento y marea.
Sin embargo, la responsabilidad de la morenista, una vez que asuma el cargo a partir del 1 de diciembre, exigirá estar en la sede de los poderes que conforman el gobierno de Veracruz.
Y por ello ha confirmado entre su primer círculo que habrá de regresar la política del estado con una sede del oficialismo, recuperando de nueva cuenta el inmueble conocido como Casa Veracruz, pero para quienes pudieran estar gustosos por ello al pensar que se quedará en Xalapa, hay una mala noticia, porque tampoco dejará la Riviera veracruzana en los siguientes seis años y seguirá siendo vecina de sus detractores que tanto se “indignaron” por su presencia.
Así pues, para cumplir con la investidura, y establecer el oficialismo que amerita el nivel político y económico de Veracruz, será rehabilitada la casa oficial en Xalapa llamada Casa Veracruz.
Esto se amerita también para recibir y atender a visitantes distinguidos para darle el poder al oficialismo más allá de lo que operativamente representa el palacio de Gobierno.
El estatus para gobernar también es una necesidad o una exigencia. Por ejemplo, el presidente López Obrador lo hizo con Palacio Nacional al ir a vivir ahí.
Y es que la futura titular del Poder Ejecutivo ha dicho en repetidas ocasiones que habrá de subirle de nivel a la política de estado. Y parece que con esta primera acción, anticipada cinco meses antes de llegar al cargo, es una clara señal que así se pretende.
Otro mensaje lanzado es que pondrá a Veracruz de moda. Que su propósito es que se hable bien de Veracruz y para ello las acciones como un lugar digno y cómodo para aterrizar proyectos, concretar inversiones y lograr los cabildeos políticos, que se reclaman en la entidad.
También ha dicho que no dejará su casa para la convivencia familiar como lo es además de Casa Veracruz la propia en la Riviera lo que no gustará a más de unos, pero que a diferencia de la campaña electoral, seguro le pensarán dos veces antes de mandar a volar un dron espía cerca del hogar de la ex titular de Sener.
LA RIVIERA
Se sabe que Nahle ha dicho que no dejará la presencia en la franja que conforman Boca del Rio y Alvarado, además de donde se asientan las clases poderosas del municipio de Veracruz y ciudades vecinas, puesto que es estar cerca de las necesidades y del pulso ciudadano de una mancha populosa que se compone de casi millón y medio de habitantes.
Es la zona más poblada del estado, con casi el 20 por ciento de la población total de la entidad y que representa mucho de lo que es la entidad. Concentra además a los líderes de los sectores productivos más importantes de Veracruz.
Pero políticamente, Nahle podría ser también sombra de su enemigo como se proclamaron los Yunes azules para con ella. Tener al jefe político de vecino puede poner nervioso a cualquiera
Y seguramente no se queda en la zona por la comodidad, sino por lo que significa la conexión geográfica de la misma. Porque Nahle dijo este domingo en Cosamaloapan que será “una gobernadora de territorio no de escritorio”.