El colmo: el secretario de salud de Veracruz, Gerardo Díaz Morales, llegó enfermo a su comparecencia en el Congreso del Estado.

Visiblemente afectado por un cuadro respiratorio, el funcionario tuvo que ser apoyado por un nebulizador para poder rendir cuentas.

Se trata de un médico de profesión, que debería estar conciente de los riesgos que corrieron las personas que estuvieron a su alrededor, durante la comparecencia de este lunes.







Invita Teatro de la Reforma al concierto Música y migración en...

Redacción Hora Cero El Instituto Veracruzano de la Cultura, en coordinación con la Dirección General de Difusión Cultural de la Universidad Veracruzana, invita al público...